¿Qué estas buscando?

Aguas libres de sodio: Más claro, echarle agua

Aguas libres de sodio: Más claro, echarle agua

La mayoría de las aguas embotelladas contiene un alto porcentaje de sodio que, si bien es un mineral fundamental para el organismo, consumirlo en exceso puede provocar diversas enfermedades. Aguas Río Claro ha logrado embotellar la más pura agua del Maule libre de sodio. Comercializada en distintos formatos, la promesa es lograr disfrutar de la mejor experiencia bebiéndola y así gozar de sus innumerables beneficios.

Todos sabemos que, si no bebemos agua, no podríamos vivir. Desde niños nos enseñan que el agua es vital para una buena salud y crucial para que nuestro organismo se hidrate de la mejor manera posible. A pesar de ello, aunque cueste creerlo, pocos saben que el agua es una sustancia cuyas moléculas están compuestas por un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno. Que es un líquido incoloro, insípido e inodoro. A efectos prácticos, esto es lo que bebemos cuando tenemos sed. Al menos, la mayoría. En Aguas Río Claro queremos hacer ver que el agua es mucho más que esto, ¿alguna vez te has parado a pensar de qué está compuesta y qué nos aporta realmente?

Consumida diariamente por millones de personas y animales, el agua es el elemento principal para la preservación de la vida de todas las especies que habitan nuestro planeta.  En el caso de las grandes urbes de las naciones desarrolladas o en vía de -tal como la conocemos- el agua que se consume es obra de un complejo proceso de ingeniera que la transforma desde sus orígenes en agua potable para consumo humano y animal. Si bien, ella está al acceso libre de quién desee, para Aguas Río Claro esto no es garantía de total tranquilidad, ya que hoy es un elemento cada vez más escaso debido a su sobreconsumo y a factores incontrolables como puede ser el cambio climático.

Chau sodio

En Aguas Río Claro sabemos que su importancia es tal, que hoy grandes ciudades están aportas de carecer de ella poniendo en peligro la vida de sus ciudadanos. Por ello, hay que cuidarla más que nunca y conocer a profundidad sus beneficios integrales. En nuestro país, afortunadamente, tenemos reservas para rato, no obstante, también se ciernen peligros para la salud humana, debido precisamente a los procesos con la cual se vuelve potable. Sólo es cosa de entender la cantidad de minerales con las cuales hoy se procesa y que están integradas en el simple vaso de agua de la llave que bebemos día a día. El sodio, es uno de esos minerales que, si bien cumple un rol importante en este proceso, para muchos médicos, que puede ser descartable del agua que consumimos.   

Las razones para ello, son variadas y numerosas. Aguas Río Claro las resumirá para poder comprobar los beneficios de consumir un agua purificada de primera calidad, sin sodio y absolutamente recomendada para el consumo diario. Los primeros beneficiados sin duda alguna son los grupos de riesgo como son los niños, las mujeres embarazadas y los hipertensos, quienes hoy pueden disfrutar de un agua purificada de primera línea, donde el proceso de purificación es por multietapas, comenzando por agua de red domiciliaria que luego de pasar por cinco etapas o procesos de purificación, se obtiene como resultado agua purificada no mineral y completamente libre de sodio.

Al ser libre de sodio, el agua purificada y al ser libre de cloro, tiene un mejor sabor, y casi no tiene olor, lo que permite que sea bueno para preparar otras bebidas, tales como té o café, o simplemente para cocinar. Comercializada en distintos formatos, ya sea en sifón o botellón, el agua purificada de Aguas Río Claro, representa lo más sano y puro que el Maule pueda ofrecer a sus habitantes.

Especial para deportistas

En el caso de los deportistas, especialmente de los llamados “runners”, el agua -y especialmente la purificada sin sodio- contribuye al aporte de nutrientes esenciales en la dieta, como el calcio o el magnesio. Aguas Río Claro sabe que es la opción más adecuada cuando se realiza una actividad física porque la práctica de deporte requiere una correcta hidratación. Y que no engorda porque no tiene calorías y puede ayudar a compensar la falta de minerales durante dietas de adelgazamiento, por ejemplo, en dietas hipocalóricas.

¿Pero cuáles son realmente los beneficios de consumir agua purificada sin sodio…? Simple. Aguas Río Claro te dice cuáles son. De partida, al beber agua embotellada, no nos damos cuenta de que ésta no es natural, sino que contiene una gran cantidad de sodio que, si bien es necesario en el cuerpo, consumido en exceso provoca hipertensión arterial, daños en los riñones e infartos.

El agua libre de sodio de Aguas Río Claro, sin embargo, es mucho más pura porque posee más sales minerales. De partida previene enfermedades. El agua libre de sodio previene enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades renales, cardiacas y cerebrales y la osteoporosis. Esto se debe a que el sodio es exceso provoca muchos de estos males. Además, el agua libre de sodio mantiene bajo control la presión arterial y los vasos sanguíneos, lo que contribuye a mantener sano el corazón y el cerebro.

Especial para mantener el peso adecuado

Otro de los beneficios del agua sin sodio, es que ella reduce la retención de líquidos. El agua purificada que ´produce y comercializa Aguas Río Claro, está libre de sodio y con ello se elimina la posibilidad de la retención de líquidos, algo muy común en, por ejemplo, personas con sobrepeso. Para que ello no ocurra, se aconseja reducir al máximo la ingesta de sodio y aumentar la inclusión de agua libre de sodio.

Cuando consumimos agua purificada sin sodio, uno de sus beneficios adicionales es que ella protege el sistema o tramo digestivo. Otro de los daños que en Aguas Río Claro hemos investigado, es que el agua de libre acceso a la que todos tienen alcance, provoca el exceso de sodio es a la mucosa gastrointestinal produciendo gastritis, úlceras gastroduodenales e incluso aumentando el riesgo de padecer cáncer de estómago. Por este motivo el agua libre de sodio que se comercializa en nuestra empresa, protege el aparato digestivo.

El agua sin sodio, previene la osteoporosis. Los huesos, al ser expuestos a un consumo desmesurado de este mineral, aumentan la eliminación del calcio vía orina y produciendo la pérdida de la masa ósea. El agua libre de sodio de Aguas Río Claro previene, por este motivo la osteoporosis a temprana edad. Especialmente en épocas de mucho calor, el agua libre de sodio provee mayor hidratación porque no provoca retención de líquidos. Por este motivo, es preferible antes de la que consumimos normalmente.

Es un aporte más de Aguas Río Claro, soluciones integrales de agua purificada para el mundo.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.

There are no products