¿Qué estas buscando?

Banner-interior-sodio-1

Consumir al menos ocho vasos de agua diarios, es la sugerencia generalizada de los especialistas. Lamentablemente, todo indica que, si se consume de la llave, ello poco ayudaría a la salud, debido al alto índice de sodio que contiene el agua potable. Ello se revierte ostensiblemente, si se cambia al formato de agua purificada.

Todo exceso en la vida es perjudicial de alguna u otra forma. Sin lugar a dudas, cuando sobrepasamos los límites establecidos, debemos tener la certeza que algo no deseado nos vendrá de vuelta. Y ello está presente en todo. Hasta en lo que -aparentemente- podría parecer lo más inofensivo del mundo. Los altos índices de sodio en el agua potable que se consume en los hogares chilenos, no escapan a esta máxima.

Por ello, Aguas Río Claro, una destacada empresa maulina del sector, ha producido un agua ciento por ciento pura, libre de sodio y de otros minerales la cual, a través de diversos filtros de última generación, especialmente diseñados para realizar este delicado proceso, permiten obtener un agua limpia de todo mineral nocivo para la salud.

Eliminando el sodio

El proceso de purificación que se realiza en Aguas Río Claro, se logra a través de diversas multietapas. Todo comienza por el agua de red domiciliaria, que luego de pasar por cinco pasos o procesos de purificación, finalmente se obtiene como resultado agua purificada no mineral y completamente libre de sodio.

Para poder entender este fenómeno, habría que señalar que el agua purificada pasa por varios procesos en los cuales se van eliminando paulatinamente gran parte de los compuestos inorgánicos que son dañinos para nuestra salud. Dentro de ellos se encuentran el sodio y el cloro. Sin embargo, los altos niveles de control de calidad insertos en este proceso realizado en Aguas Claro, si bien eliminan permanentemente los minerales dañinos para nuestra salud, permiten conservar aquellos elementos que sí son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Agua para todos

Al ser libre de sodio, el agua purificada es muy recomendable para hipertensos o embarazadas, y al ser libre de cloro, tiene un mejor sabor, y casi no tiene olor, lo que permite que sea bueno para preparar otras bebidas, tales como té o café, o simplemente para cocinar. Comercializada en distintos formatos, ya sea en sifón o botellón, el agua purificada de Aguas Río Claro, representa lo más sano y puro que el Maule pueda ofrecer a sus habitantes.

Beber agua purificada, como es la de Aguas Río Claro, ayuda a eliminar las materias inorgánicas y tóxicas que son rechazados por las células y los tejidos del cuerpo humano, dejando sólo las esenciales. Por otra parte, el agua emulsiona las grasas que se depositan en nuestro cuerpo, ayudando a que la podamos metabolizar y eliminar con mayor facilidad. También contribuye a que nuestra piel se mantenga tersa e hidratada, además de prevenir y retrasar su envejecimiento. Por ello, no hay mejor decisión que beber agua, pero que sea purificada, garantía de pureza y salud integral para nuestro organismo. Como es la de Aguas Río Claro.

Es un aporte más de Aguas Río Claro, soluciones integrales de agua purificada para el mundo.

There are no products