0 Items

¿Qué estas buscando?

Aguas Río Claro: Aguas premium, libres de contaminantes para la Región del Maule

Aguas Río Claro: Aguas premium, libres de contaminantes para la Región del Maule

Es en verano cuando más se dispara la venta de agua  en el país. Con temperaturas récords de más de 37 grados a comienzos de este 2019, la mejor opción para hidratarse y capear el infernal calor es hacerlo con agua purificada de verdad, sin contaminantes y que no esté cuestionada de forma alguna. Aguas Río Claro es el mayor productor y procesador de agua purificada premium del Maule, que embotella verdadera “vida líquida” para la salud humana.

La duda se enquistó en los usuarios. Fue a fines de noviembre del año pasado, cuando alguna notas de prensa local, informaban que tras un estudio presentado en la versión número quince del Congreso Geológico Chileno, realizado en la Universidad de Concepción, se hizo público que algunas marcas de agua envasada no serían aptas para ser consideradas como “potable”, ya que presentarían altos niveles de arsénico. Si bien  por un instante, el pánico cundió en este mercado, ya que se ponía en entredicho el trabajo de -en algunos casos- décadas de prestigio corporativo de muchas marcas con nombre y apellido que hoy se disputan este nicho, para otros actores del mismo la distancia fue la mejor forma de diferenciarse de los apuntados a dedo. Para la tranquilidad de los maulinos, Aguas Río Claro, no tiene cabida en este estudio, ya que no sólo el sodio está ausente de su proceso de purificación, sino también la mayoría de otros minerales cuestionados en esta controversia. Así de simple.

Para contextualizar la controversia creada tras este estudio, habría que señalar que los autores del mismo, del Departamento de Geología de la Facultad de Ciencia Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, constataron que si bien todas las aguas minerales presentaron el arsénico como elemento presente en sus productos, un tercio de las muestras analizadas contenían concentraciones superiores a lo establecido en la norma de agua potable vigente en el país. Además, los científicos pudieron detectar adicionalmente la presencia excesiva de nitrato, boro y otros elementos disueltos que, mezclados entre sí, conformaban el “corpus” de muchas de las aguas minerales que hoy se comercializan en todo el territorio chileno. Es deber de Aguas Río Claro, señalar que somos la excepción a la regla. Por décadas hemos sido una destacada empresa maulina del sector, la cual hemos producido un agua ciento por ciento pura, libre de sodio y de otros minerales la cual, a través de diversos filtros de última generación, especialmente diseñados para realizar este delicado proceso, permiten obtener un agua limpia de todo mineral nocivo para la salud.

Diez marcas en el ojo del huracán

El estudio de la Universidad de Chile, puso en el tapete a 10 marcas de agua en botella plástica, de las cuales se analizaron 32 elementos químicos, incluidos menores y trazas. Los hallazgos de este trabajo científico permitieron reconocer una inconsistencia entre la norma que regula el agua embotellada y la que rige el suministro de agua potable. De hecho, algunas de las aguas envasadas analizadas no cumplen con esta última y no serían aptas como aguas potables, habrían señalado los investigadores. Al contrario, las aguas purificadas de Aguas Río Claro -en todos sus formatos y presentaciones- sí cumplen dicha normativa.

Si bien actualmente las empresas no están obligadas a declarar la composición química del agua envasada, cuando la publicidad las señala como aguas saludables y puras, claramente se está faltando a la verdad si su composición está lejos de ser saludable. Según cifras que maneja Aguas Río Claro, sólo en el año 2015 se vendieron en Chile más de 460 millones de litros de agua mineral. Los resultados del trabajo dado a conocer en este Congreso, mostraron asimismo una variable tanto o más peligrosa que la presencia de arsénico en el agua bebestible, al no poder definir una clara relación precio-calidad. Un hecho a todas luces más que preocupante.

Filtrando la vida líquida

El proceso de purificación que se realiza en Aguas Río Claro, se logra a través de diversas multietapas. Todo comienza por el agua de red domiciliaria, que luego de pasar por cinco pasos o procesos de purificación, finalmente se obtiene como resultado agua purificada no mineral y completamente libre de sodio.

Para poder entender este fenómeno, habría que señalar que el agua purificada pasa por varios procesos en los cuales se van eliminando paulatinamente gran parte de los compuestos inorgánicos que son dañinos para nuestra salud. Dentro de ellos se encuentran el sodio y el cloro. Sin embargo, los altos niveles de control de calidad insertos en este proceso realizado en Aguas Río Claro, si bien eliminan permanentemente los minerales dañinos para nuestra salud, permiten conservar aquellos elementos que sí son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y que dan vida al agua purificada o como algunos la llaman “vida líquida”.

Agua para todos

Al ser libre de sodio, el agua purificada es muy recomendable para hipertensos o embarazadas, y al ser libre de cloro, tiene un mejor sabor, y casi no tiene olor, lo que permite que sea bueno para preparar otras bebidas, tales como té o café, o simplemente para cocinar. Comercializada en distintos formatos, ya sea en sifón o botellón, el agua purificada de Aguas Río Claro, representa lo más sano y puro que el Maule pueda ofrecer a sus habitantes.

Beber agua purificada, como es la de Aguas Río Claro, ayuda a eliminar las materias inorgánicas y tóxicas que son rechazados por las células y los tejidos del cuerpo humano, dejando sólo las esenciales. Por otra parte, el agua emulsiona las grasas que se depositan en nuestro cuerpo, ayudando a que la podamos metabolizar y eliminar con mayor facilidad. También contribuye a que nuestra piel se mantenga tersa e hidratada, además de prevenir y retrasar su envejecimiento. Por ello, no hay mejor decisión que beber agua, pero que sea purificada, no cuestionada, y que posea garantía de pureza y salud integral para nuestro organismo.

Es un aporte más de Aguas Río Claro, soluciones integrales de agua purificada para el mundo.

Comparte esta nota con tu amigos